lunes, 28 de septiembre de 2015

LA CUETA



Chimenea y un buen libro


 Montañas leonesas
El Rincón de Babia (La Cueta de Babia, León)

Situada en una comarca cuyo nombre ya incita a la curiosidad, Babia, esta posada con arquitectura tradicional leonesa depara a sus huéspedes sorpresa tras sorpresa: desde la decoración de las habitaciones a la reutilización y descontextualización de objetos etnográficos del campo leonés repartidos por paredes y estancias. Cada una de las alcobas rezuma personalidad y vistas a una de las comarcas emblemáticas de León, a la que solían retirarse sus reyes a descansar (de ahí la expresión “estar en babia”). La casa está situada en un lugar estratégico para conocer a pie este rincón de la Cordillera Cantábrica, el que atesora más picos superiores a los 2.000 metros de altitud, incluido el famoso macizo de Peña Ubiña (con 2.411 metros). Vamos, que excusas para caminar no faltan. EL PAIS





sábado, 26 de septiembre de 2015

NUEVOS SERVICIOS





El Moriscal, una parada obligatoria en la Babia de los sueños. Empresa familiar en la Localidad de Huergas de Babia, con servicio de cafetería apuesta por ampliar sus servicios. Los últimos retoques ponen en funcionamiento “Un área de aparcamiento para caravanas y auto-caravanas”. En pleno Parque Natural de Babia y Luna. Un entorno mágico, para disfrutar. Cerca de La casa del parque en el Palacio de los Quiñones, bajo la mirada de Montigüero y Peña Ubiña  o la  Laguna de las Verdes y Laguna Chao del río Luna, de lasFuentes del Sil, el Embalse de barrios de Luna y tantos rincones mágicos. Desde el mítico Moriscal el abrazo familiar de ésta casa en Babia. Reservas al Tfno. 678970838 ó Coerreo Electronico
 

viernes, 25 de septiembre de 2015

dl | león 25/09/2015
El palacio de Riolago, Casa del Parque de Babia y Luna, acoge hoy las actividades de la Noche de los Investigadores, una inciativa que cumple su décima edición y que comenzará a las 17.00 horas con un concurso de dibujo y continuará a las 18.00 horas con una conferencia de Roberto Rubio, de Cesefor, bajo el título ‘Descubriendo Desmania’. A las 19.00 horas se celebrará el taller de análisis de muestras ‘Investigando con el desmán ibérico’.
La jornada concluirá a las 21.00 horas, con la celebración de un filandón y la degustación de una chocolatada con frixuelos.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

EL PARQUE NATURAL ECHA A ANDAR



El director de Babia y Luna compatibilizará «al máximo» la caza y el ecoturismo

García-Miranda implanta un modelo de gestión basado en la participación vecinal y en la dinamización de los recursos.

 


MARÍA CARNERO | LEÓN 22/09/2015
Ángel Gaspar García-Miranda es el nuevo director Babia y Luna, y por lo tanto, el encargado de orquestar todos los mecanismos necesarios para el despegue definitivo de este espacio declarado parque natural por las Cortes de Castilla y León el pasado 30 de marzo.
Experiencia no le falta, lleva trabajado desde 1986 en el Servicio de Espacios Naturales de la Consejería de Medio de Ambiente, y como él mismo asegura, ha tenido la suerte de participar en el proyecto de Babia y Luna, por entonces llamado parque natural Valle de San Emiliano, desde el principio, desde su inclusión en la red de espacios hasta la redacción del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y su posterior Ley de declaración de parque natural. De lo que más orgulloso se siente es del proyecto de participación ciudadana puesto en marcha para la redacción del PORN. Fue un proceso casi pionero, puerta a puerta, que recogía la opinión y las sugerencias de los vecinos de los cuatro municipios integrados en el parque. «Normalmente sólo se requiere para este tipo de procesos las aportaciones de las juntas vecinales, pero aquí se llegó más lejos, y se contó con la opinión de los vecinos, que tenían mucho que decir, por eso, una vez presentado el documento final sólo se presentaron 16 alegaciones, en vez de las miles que se han recibido en otros parques. Gracias a este puerta a puerta el documento final se enriqueció notablemente, y es que las administraciones conocemos de lo nuestro pero a veces ignoramos lo más importante», explica el director del parque.
Esa idea de participación ciudadana es la que García-Miranda quiere implantar en la gestión de Babia y Luna, cuyo patronato se nombrará en breve, antes de fin de año.
Quiere para Babia y Luna «un modelo gestión dinámico y participativo, no una foto fija que proteger y preservar».
Todos sus esfuerzos se centran ahora en la redacción del Plan Rector de Uso y Gestión del parque, un arduo y complejo proceso que desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Patrimonio de la Junta de Castilla y León se puede aprobar por planes parciales, y no en un mismo documento, lo que proporciona más flexibilidad. Cabe destacar, que es tal la complejidad de sacar adelante un PRUG que ninguno de los espacios de Castilla y León cuenta con uno.
Como paso previo ya hay importantes avances en el programa de uso público del parque, un proyecto realizado gracias a una aportación de los fondos Feder, y que contempla doce subprogramas para el desarrollo de todo tipo de actividades. «Lo principal de este programa es conocer los recursos del parque, rutas, aprovechamientos, señalización, etc, y hacer un diagnóstico de las posibilidades que ofrecen, presentar un modelo turístico y establecer una serie de directrices de gestión», explica García-Miranda.
Respecto a estas directrices, afirma que «hay que aprender de los errores de otros parques como el de Picos de Europa, y sentar las bases para compatibilizar al máximo la caza con el ecoturismo para que las dos actividades puedan desarrollarse sin conflictos». En este sentido asegura que «al turista hay que cuidarlo, tiene el mismo derecho el que viene a cazar que el que viene a ver pájaros, y nosotros tenemos la obligación hacer las dos actividades compatibles estableciendo las fechas y las zonas para cada una».
Población local
De lo que se trata es de fomentar el desarrollo con los recursos disponibles, pero para ello es necesaria, según el director del parque, la colaboración y la participación de la población local. «El parque debe servir de apoyo y de respaldo para las empresas y las iniciativas privadas», afirma García-Miranda, que admite que a diferencia de otros parques «aquí hay muy buena base, ya que la gente está muy dispuesta, tiene mucha visión de futuro y están muy unidos».
Por lo que se refiere al aparado económico, por el momento Babia y Luna no cuenta con una asignación propia, de hecho no esta prevista la ampliación de la actividad de la casa del parque de Riolago, que sólo abre tres meses al año, por falta de recursos. «Me hace gracia que se hable de compensaciones, pero si no hay ninguna regulación adicional y ninguna restricción no hay nada que compensar», asegura. Por eso el director trabaja en una memoria económica que establece las necesidades concretas y cuantificadas del parque. «En ese momento sí podemos reclamar inversiones, cuando sepamos en qué las vamos a emplear, entonces yo creo que sí se abra la mano».
Otro de los pilares de la nueva gestión del parque es el aprovechamiento ganadero, ya que «es básico para mantener los ecosistemas, por lo que no sólo lo vamos a proteger, también se va a potenciar, manteniendo actividades tradicionales como la trashumancia. Tenemos pastos y ganados, lo que hace falta es gente quiera llevar una explotación ganadera acorde a los tiempos actuales». Por eso cree que si se renuevan las explotaciones y se proyecta un nuevos sistema producción basado en productos eleborados de la leche, «el sector ganadero de Babia y Luna tiene mucho futuro».